miércoles, 30 de noviembre de 2011

Drácula: Sensateces y estupideces (Parte 3)

Pues aquí tenéis una nueva traducción de otro pedacito del libro "Drácula: Sense and Nonsense" escrito por Elizabeth Miller. 
Aún no sé si subiré cuatro o cinco partes pero lo que es seguro es que habrá como mínimo una más y luego dedicaré otra entrada a comentar los textos subidos aportando mi opinión y mi propia experiencia durante la documentación realizada para mi novela sobre Drácula.
¡Aún tenéis vampiro para rato! ;)

Aprovecho para agradecer todos los comentarios que vais dejando y el interés mostrado por estas entradas, (¡que por lo que he visto en base a las visitas, es grande!) Me anima a seguir trayéndoos más :)

Y ahora sí, la nueva parte:

ESTÁ EN EL LIBRO

“La costumbre de Vlad de empalar a sus víctimas (una forma de matar a los vampiros) (…) enardeció aún más la imaginación de Stoker.” (Donald Glut, The Dracula Book 56)

Absurdo. Convencidos, a pesar de la falta de pruebas, de que Stoker simplemente tenía que saberlo todo acerca de Vlad el Empalador, un gran número de estudiosos han examinado minuciosamente las páginas de Drácula en un intento por encontrar apoyo textual en la obra. Algunos de los resultados obtenidos han sido ridículos.

El “paralelismo” más común es el de clavar una estaca/empalar. Todo el mundo sabe que se puede matar a un vampiro clavándole una estaca de madera en el corazón. Casualmente, el método de tortura y ejecución favorito de Vlad era empalar a sus víctimas, a menudo en estacas de madera. Esto es usado como prueba de que el Conde Drácula estaba inspirado en Vlad: “Debido a la reputación de cruel de Drácula —en especial por su inclinación hacia el empalamiento de sus víctimas en estacas— Stoker le convirtió en un vampiro" (Marks 46); “El autor basó su personaje en el príncipe valaco de mediados del siglo XV (…) por su predilección por el empalamiento de sus víctimas en vida” (Jones, “Introduction” xiii); “La estaca, por supuesto, es el conocido símbolo de destrucción que relaciona al Drácula histórico con el vampirismo, que impresionó a Bram Stoker tanto como para que le diera el nombre de Drácula” a su vampiro (Florescu and McNally, Essential 177, n263); Vlad “inspiró la historia del Conde Drácula por su costumbre de empalar a sus enemigos en estacas” (Eastern Europe 651). 

Estas “conexiones” pasan por alto dos hechos: que no hay ninguna prueba que demuestre que Stoker sabía algo acerca de la predilección de Vlad por el empalamiento; y que clavar estacas a los vampiros era un tema recurrente en el folklore y en la ficción Gótica temprana mucho antes de la publicación de Drácula.

Otro tema de especulación comenzó en 1956: que al crear a Renfield [uno de los personajes de “Drácula], Stoker “parece haber adaptado la leyenda” sobre la inclinación de Vlad por el empalamiento de ratones durante su cautiverio en Hungría (Kirtley 14). También Nandris (1966) enlaza a la costumbre de Vlad de empalar pájaros diciendo que “se desarrolla en Drácula de Bram Stoker” en el personaje del “paciente del manicomio, que caza moscas y arañas para comérselas pensando que sus vidas fortalecerán la suya propia”. Una afirmación similar reaparece varios años después en la biografía de Stoker escrita por Farson:
Existe una historia que dice que él [Vlad] sobornaba a sus guardias para que le trajeran pequeños pájaros que luego mutilaba y empalaba en estacas cuidadosamente alineadas en filas. De ser cierto, de esto mismo se hizo eco Stoker en su potente caracterización del lunático Renfield, quien cazaba moscas para alimentar a arañas que daba de comer a los pájaros que luego se comía él. (128)

Mientras que la historia de Vlad puede que sea cierta, no lo es que Stoker se hiciera eco de ella.

Y eso es sólo la punta del iceberg. Mirad lo que yace bajo la superficie:

1. Decapitación

Apuntes históricos indican que después de que Vlad el Empalador fuera asesinado, cortaron su cabeza y la llevaron a Constantinopla como trofeo. Se da la casualidad de que la decapitación del vampiro es un tema usado en Drácula. Por lo que quizás, sugiere McNally, “Stoker se enteró del destino de Drácula [el histórico] y lo incorporó a su trabajo” (“Truth and Terror”). 
La fuente de Stoker, sin embargo, para este elemento folklórico en concreto fue “Transylvanian Superstitions” de Emily Gerard.

2. Tierra consagrada


Aludiendo al hecho de que el Drácula de Stoker sólo puede dormir en tierra consagrada, Leatherdale no puede resistirse a añadir, “Y, por supuesto, Vlad Tepes fue enterrado en tierra consagrada” (Novel & Legend 107).
Lo último puede perfectamente ser cierto. ¿Pero cómo podría haber sabido eso Stoker?

3. Lanzando piedras 

Farson nos informa de que “Vlad solía ordenar a sus nobles que arrastraran piedras hasta lo alto para luego arrojarlas hacia al enemigo que llegara por abajo, provocando así una avalancha para sepultarlo” (132). Puede que fuera así. Pero luego continúa diciéndonos que en la novela [Stoker] se hace eco de esto cuando el Conde le dice a Jonathan Harker que en la antigüedad durante las invasiones, los patriotas “esperaban su llegada en las rocas en lo alto de los desfiladeros, para destruirlos con avalanchas artificiales” (2:57).”

4. Venganza

Al hablar de la declaración de venganza del Conde Drácula (“Mi venganza acaba de empezar”), Leatherdale establece un paralelismo con Vlad: “¿Venganza? ¿Venganza por qué? Stoker parece estar remontándose a la vida de Vlad Tepes, quien indudablemente estuvo conducido parcialmente por la venganza cuando se convirtió en gobernante de Valaquia: buscando vengar las muertes de su padre y su hermano, y de su propia encarcelación en manos de los Turcos (…) Bretaña simboliza la traición e ingratitud de la Europa Cristiana, la cual traicionó a Drácula cuando luchaba contra los Turcos bajo los intereses de aquella” (Novel & Legend, 1993, 111). 
Desde luego, el Conde no necesita ninguna justificación así; después de todo, los cazadores de vampiros le han privado de su suministro de comida.

5. La capa

Mascetti establece como un hecho la descabellada suposición de que una de las dos capas requeridas a los nuevos caballeros de la Orden del Dragón, de la que formó parte el padre de Vlad, era negra y que fue “adoptada por el Conde Drácula de Bram Stoker” (125). No hay ninguna prueba que demuestre que Stoker tuviera el más mínimo conocimiento acerca de la Orden del Dragón. Y lo que es más importante, el Conde Drácula (por lo menos el de la novela de Stoker) ¡ni siquiera lleva capa! Al parecer, Mascetti ha visto demasiadas películas.
Devendra Varma plantea otra teoría más : “Y la imagen de [Vlad] Drácula captó el interés de Stoker (…) la imagen de un príncipe sediento de sangre, extravagante y atractivo, vestido con una camisa bordada, capa de armiño, ¡y un sombrero adornado con plumas de avestruz!” (49)
Esto está completamente fuera de toda lógica.

6. Nuremberg

Stoker menciona Nuremberg una vez en Drácula, mientras Mina compara Whitby con imágenes de la ciudad alemana. Se da la casualidad de que el padre de Vlad el Empalador fue iniciado a la Orden del Dragón en Nuremberg. No debería sorprendernos que alguien haya sugerido una posible conexión. Florescu y McNally observan que “La comparación con Nuremberg [en la novela] es reveladora: Stoker había visitado esa ciudad, donde el padre del Drácula histórico había sido investido en la Orden del Dragón en 1431” (Essential 88, n127). La única cosa “reveladora” sobre esa alusión es que Stoker aparentemente había visitado la ciudad unos pocos años antes y cuando viajó a Whitby ésta se la recordó.

7. Temperamentos de acero

Florescu y McNally insisten en que el “temperamento de acero, mente sutil” del Conde (24:436-7) es “una referencia a la reputación del Drácula histórico” (Essential 241, n330). Reiteran esto en Dracula: Prince of Many Faces, afirmando que “[Stoker] recalca con precisión sus aptitudes como guerrero y líder de hombres” (10). Los extractos encontrados en la obra de Wilkinson (quien, por cierto, ni siquiera era historiador) no son suficientes para proveer de una descripción precisa de nadie.


La conexión entre el Conde Drácula y Vlad es extremadamente débil. Stoker no sabía acerca de ninguna persona llamada Vlad. La relación que él realiza es entre el Conde y un voivoda llamado Drácula. Además, si examinamos el texto más de cerca (además de la fuente original) nos damos cuenta de que la identidad de “Drácula” no queda clara. En el texto, el Conde Drácula alude a “nosotros los de la sangre Drácula”, lo que sugiere que el nombre se relaciona con más de una persona. De hecho, el Conde menciona a un “Drácula (…) que inspiró a ese otro de su raza” (3:68), mientras que Van Helsing informa de que “Los Draculas (…) fueron una raza grande y noble” (18:337). Esto da a entender que Stoker, al igual que Wilkinson, no tenía claro quién era Drácula. A él simplemente le gustó el nombre.
En cuanto al voivoda “que derrotó a los Turcos en su territorio”, podría perfectamente referirse también a John Hunyadi, siendo los otros dos Dracul y Drácula (Nandris 374). Stoker no diferenciaba a uno del otro.*

Pero incluso si asumiéramos, puestos a debatir, que Stoker sabía más acerca del Drácula histórico que lo que encontró en la obra de Wilkinson, debemos hacernos unas preguntas cruciales. La primera y más importante, ¿por qué no hizo uso de la información que presuntamente encontró? Para ser más concretos, ¿por qué nunca se alude al Conde Drácula como “Vlad” o “el Empalador”? ¿Por qué no se hace alusión a su infame historia? Sus atrocidades serían leña para el fuego de cualquier escritor de terror. ¿Por qué Van Helsing, con su tendencia a realizar extensas divagaciones, se limita a mencionar que Drácula fue “un hombre maravilloso durante su vida” (23:413)? ¿Y por qué no hay referencias en las notas de trabajo de Stoker en las que se mencione que hubiera encontrado otro tipo de información?

No seré yo quien niegue que la novela de Stoker ha contribuido a un repentino aumento del interés por Vlad el Empalador (y viceversa). Pero no nos descontrolemos.

*Cuando en 1897 (en la entrevista de Stoddard) preguntaron a Stoker acerca de la base histórica de su novela, no dijo nada acerca de Vlad. Farson además añade (aunque no cita la fuente) que al responder a un corresponsal americano en 1906, [Stoker] comenta “`Tú sabes mucho más de Drácula que yo´, dando a entender su indiferencia hacia el contexto histórico”.

(Traducción de Cristina Roswell del texto original de Elizabeth Miller. Dracula. Sense and Nonsense. Desert Island Books. 2006) 
CONTINUARÁ...

8 comentarios:

  1. Esto sigue muy, pero que muy interesante :-)

    ResponderEliminar
  2. Que interesante, desde luego! Me leeré las dos anteriores, porque me interesa bastante el tema. Besikos

    ResponderEliminar
  3. Drácula, que clásico!
    me ha encantado, muy interesante, de verdad ^^
    Te sigo, vale?
    Pásate por mi blog porfa :)

    ResponderEliminar
  4. Un post muy interesante y muy completo.

    Por cierto soy Pérfida
    Un saludo coleguita

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado Cristina, de verdad. Solo una cosa, ¿solo hay tres partes?
    Me he quedado con ganas de mas de verdad.

    ResponderEliminar
  6. Te acabo de comentar por face cómo me gusta tu artículo y cómo adoro el tema, como ya sabes (jejeje)

    Aportación: yo leí que la capa, así como un cierto toque entre siniestro y atractivo para el personaje fue inspirado por Lord Byron, su excéntrica personalidad y esa tendencia a "devorar" mujeres en los cementerios.

    (Te acuerdas de las abuelas de la conferencia? Ayyy, Lord Byron, que me mira... qué guapo, qué miedo da XDXD)

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias a todos, chicos!! (y perdón por no contestar antes).

    Me alegra que os esté pareciendo interesante, tengo pendiente subir la próxima parte, no me olvido :)

    Carol, gracias por la aportación sobre la capa, no la conocía! ^___^

    ¡Saludos y gracias por vuestros comentarios!

    ResponderEliminar
  8. ¡Me encanta!
    Adoro a Dracula...
    Te espero en mi blog:
    http://nadia-vientosolar.blogspot.com/
    Me encanta el tuyo, y espero poder
    pasarme amenudo por aqui¡
    Besos,Nadia.

    ResponderEliminar

Por favor, intentad evitar el spam (publicidad no solicitada) indiscriminado; esto no es un tablón de anuncios.
Si queréis dejar un enlace a vuestros blogs podéis hacerlo (siempre que tengan que ver con la literatura) pero procurad dejar también vuestras opiniones, me interesan mucho :)

¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...